Me Fui De Chile Antes De Los 30

Hace muchos años dije que debía salir de Chile antes de los 30 años. Lo hice, y lo mejor de todo, es que me vine con mi compañero de vida. Estamos en Nueva Zelanda

La búsqueda de hogar en Christchurch

Desde que llegamos a New Zealand, sabíamos que debíamos vivir o en un Backpackers Hostal (albergues para mochileros donde se comparten habitaciones con aproximadamente 8-10 personas) o buscar un flatmate (arrendar una habitación en una casa, compartiendo gastos de luz e internet). Osea, acá ya no tendríamos la comodidad de nuestro departamento en Santiago, mucho menos privacidad. Mi amiga nos recibió 3 días en su casa en Christchurch en la que convivía con más working holidays chilenos y argentinos, 6 personas en total. Durante nuestra estadía, nos dedicamos a buscar opciones de alojamiento. Acá los grupos de facebook son indispensables para tener información de absolutamente todo, desde datos de trabajo y alojamiento hasta donde comprar repuestos para el auto.

Fue así que Alex empezó la búsqueda y encontró 3 opciones. La primera fue la casa de Eli, una chilena que vive hace 9 años en New Zealand y arrienda 2 habitaciones. Nos tincó harto, estábamos en pleno centro y teníamos todo cerca.
Ese mismo día, Laura comentó en el grupo “Latinos en Christchurch“, que tenía un amigo kiwi que arrendaba una habitación en su casa. Al día siguiente la fuimos a ver.
La tercera opción que teníamos, nos dijeron que por la dirección, era una hostal backpackers asi que la desechamos altiro, ni la fuimos a ver.

Mi amiga me dijo que acá no servía un da lo mismo, acá se toman decisiones. Y pucha que es verdad. Nos sentamos en una plaza (si, en una plaza, porque andábamos caminando y necesitábamos analizar la situación), sacamos lápiz y papel y nos pusimos a analizar ambas alternativas. Todo estaba suuuuper parejo, pero decidimos quedarnos en casa del kiwi, sólo, porque nos relacionariamos con personas que sólo hablan inglés. Y hasta ahora, nos ha servido demasiado. Ya no nos mandamos tantos condoros jajaja! Claro, condoros en la casa si, como por ejemplo el uso del lavavajillas, algunas ollas no se lavan con detergente, hay una måquina especial para hacer el arroz, en fin. Otro día les cuento las manias kiwi que aún estamos aprendiendo.

Y eso, llevamos 2 semanas 1/2 viviendo en casa de un kiwi, nuestro flatmate, muy wena onda él y los otros roomie también.

image

image

image

image

Lo mejor de todo, es que tenemos acceso a todas las comodidades del hogar, incluso a la chimenea en los días de frio como hoy 🙂

Yo y mis pies con calcetines de Huachimingo en la chimenea

Yo y mis pies con calcetines de Huachimingo en la chimenea

Ya les cuento de los condoros durante estas 3 semanas. Saludos!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 27 octubre, 2014 por en Working Holiday NZ y etiquetada con , , , .

Gracias por su visita, vuelva pronto

  • 14,930 visitas

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.168 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: