Me Fui De Chile Antes De Los 30

Hace muchos años dije que debía salir de Chile antes de los 30 años. Lo hice, y lo mejor de todo, es que me vine con mi compañero de vida. Estamos en Nueva Zelanda

El colchón inflable

En la entrada anterior, dejé pendiente la anécdota del colchón inflable que nuestro flatmate nos prestó.

El día que nos pasó todo lo necesario para ir de camping, nos entrega un saco enorme y nos dice “the air bed”, que es el colchón inflable, yo me negaba a llevar tamaño bulto, ya nos habíamos comprado un colchón más pequeño, pero él insistió, de que era grande, que no pasaríamos frio, etc. Y lo llevamos.
Cuando llegamos a Queenstown a armar la carpa, era el turno de inflar el colchón y si habíamos llevado tamaño bulto, había que usarlo, no? En la primera entrada de aire que vi, conecté el inflador y me puse manos a la obra. El colchón tenía unas letras que la verdad NO LAS LEÍ, inflar un colchón no tiene ninguna ciencia la verdad. El cansancio era máximo, las ganas de descanzar un rato eran enormes y solo queríamos terminar de armar todo. Cuando me cansé, le dije que a Alex que continuara inflando. Cuando me llama y me dice: “hay algo mal aquí”

image

Claro que algo estaba mal

Resulta ser, que el puto colchón, tenía otra entrada de aire, y la que utilizamos nosotros, era solamente para que se acomodara una esponja que tenía dentro.

El colchón, es un colchonazo, la comodidad es la de una cama nueva, es tamaño queen, de la marca Kathmandu. El colchón en precio real es de $330 NZD, unos $165.000 pesos chilenos, el colchón de 22 dólares kiwis que compramos, no le llega ni a los talones en calidad ni comodidad.

Como ya la habíamos cagado, Alex comenzó a desinflarlo. El problema fue, que la espuma que lleva dentro, se dobló, y por más que lo intentamos arreglar, cada vez quedaba peor. Decidimos desinflarlo y no usarlo hasta llegar a Christchurch para revisarlo. Si encontrábamos una tienda donde hubiese stock, lo compraríamos para reponerlo, ya lo habíamos dado por muerto. Revisamos en la página y estaba en oferta a $150 NZD, 75.000 pesos chilenos, pero para compras por internet estaba agotado.

El día domingo que volvimos a Christchurch, llegamos a las 4 de la tarde y partimos directo a las tiendas de Kathmandu a comprar un colchón nuevo, no encontramos en ningún lado. Y en la tienda en la que supuestamente habían, el último que quedaba disponible estaba sin caja ni precio. Probablemente los vendedores se lo dejarían para ellos.

Como no había alternativa, nos fuimos a casa de un amigo para que nos ayudara a revisar que estaba mal. Lo inflamos con el inflador eléctrico y lo único que parecía, es que había un bulto dentro del colchón.

La alternativa era o rajarlo o rajarlo, no habían más opciones. Un tajito del tamaño de una mano para lograr acomodar la espuma era la idea principal, terminamos rajandolo a lo ancho para sacar la espuma y volver a acomodarla. El colchón, al tener 2 entradas de aire, quedaba claro que eran 2 áreas diferentes, por lo que si la rajábamos arriba, no influiría en nada para que la otra área se inflara sin problema.

image

Reinsertando la espuma

image

Me metí dentro intentado arreglar la puta espuma

Luego de acomodar la espuma , nos fuimos a casa y le contamos de inmediato a nuestro flatmate, al principio no nos entendía, le mostramos el colchón, y cuando le explicamos, se remató de la risa. Le dijimos que se lo repondríamos, pero en ningún momento se lo tomó a mal. Taaaaan relax que es esta gente.

Esta estupidez nos pasó, no por no saber leer en inglés, sino por ser unos lesos que simplemente no leyeron lo que decía. Por dárnosla de “esto es fácil”. Por eso, ahora tenemos que pagar un colchón inflable que actualmente cuesta $200 NZD.

Por lo menos no nos echaron de casa ahahaha!

Anuncios

3 comentarios el “El colchón inflable

  1. greta
    8 febrero, 2015

    Tontina me encanta todo lo k leoo de ustedes tendrás mil cosas k contar paratu viejes salu2 a tu novio y sigan con la misma fuerza y suerte

    Me gusta

  2. Pingback: No todo es working, también tenemos Holidays | Me Fui De Chile Antes De Los 30

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 12 enero, 2015 por en Working Holiday NZ y etiquetada con .

Gracias por su visita, vuelva pronto

  • 14,930 visitas

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.168 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: